¡Que no cunda el pánico!: este no es el final del mundo

Mi madre, la señora Julita, solía decir, con mucha razón, que “a veces el remedio (la medicina)…