7 P del marketing de retención de clientes

Cuando pensamos en el marketing lo hacemos a menudo con la intención de poner en práctica acciones para ganar nuevos clientes. Sin embargo, en la coyuntura actual de mercado es mucho más importante para las marcas retener clientes que ganarlos. Por ello, es importante que el cliente conozca y sepa todas las características de su negocio y producto para impulsarlo y posicionarlo en el mercado.

Existen tácticas y elementos que hay que tener en cuenta a la hora de posicionarnos. El plan de marketing se llevará a cabo por expertos que conozcan las características tanto del mercado, como del negocio y su competencia, además del producto. Todos estos elementos se estructuran en siete puntos conocidos como las 7 P del marketing que servirán para impulsar y posicionar nuestra marca:

1. Personas

Retener clientes tiene que ver con la construcción de relaciones y las relaciones tienen que ver con la gente. Si quieren retener a sus clientes, las marcas deben tratar al consumidor como a una persona, no como un simple consumidor. Para lograrlo, es importante que las personas que dan la cara por la marca sepan tratar bien al cliente.

2. Producto

El producto debe estar en consonancia con el público objetivo de la marca. Si el producto está alineado con las necesidades del consumidor, será mucho más sencillo para la marca cumplir las 7 P. Si no lo está, la tarea será mucho más complicada. Por eso, es tan importante que los productos evolucionen al mismo ritmo que las necesidades del cliente.



3. Place (Lugar)

El lugar en que se emplaza el producto es clave, y no sólo en las tradicionales tiendas físicas, sino también en el e-commerce. Un buen producto ofrecido en un buen contexto tiene más posibilidades de conectar con el cliente.

4. Precio

El cliente de una marca asume que ésta cuida de él. Ésta es la razón por está dispuesto para pagarle. Y seguirá estando dispuesto a pagar el precio que la marca le impone siempre y cuando le ofrezca pequeños «premios» en forma de descuentos, ofertas y servicios adicionales sin recargo.

5. Promoción

La promoción de un producto es radicalmente distinta si se dirige a consumidores que ya son clientes de la marca o si va destinada a clientes potenciales. En el primer caso, la marca ya conoce a su cliente y sabe las razones por las que hace uso de sus productos y servicios. Por este motivo, debe utilizar estos datos para enviarle información personalizada y provista de contexto.

6. Procesos

Para retener a sus clientes, las marcas deben prestar mucha atención a los procesos, monitorizando los social media, realizando entrevistas de satisfacción del cliente, y apostando por el marketing de automatización. Se trata de procesar los datos aportados por el cliente para convertirlos en acciones que contribuyan a la fidelización del consumidor.

7. Posicionamiento

Si quiere retener a su cliente, la marca debe tener muy claro quién es y comunicar su personalidad de manera clara y repetida al consumidor. El posicionamiento de una marca se revela en sus acciones, en la gente que contrata, en los productos y servicios que proporciona, en los precios de sus productos y servicios, en los descuentos que aplica, en el lugar y las promociones que elige para darse a conocer y en los procesos que pone en práctica.

Dos nuevas P en el marketing mix

Hay quienes añaden dos nuevos términos a esta estructura del marketing mix. Y quizá no sea tan descabellado pensarlo, puesto que el mundo digital evoluciona a pasos agigantados y nuestra capacidad de adaptación tiene que ser cada día más rápida. Así, a esta estructura deberíamos valorar dos nuevos elementos, que son los siguientes:

– Partners: En ocasiones es necesario asociaciones para optar a diferentes puntos de vista e intentar llegar más lejos. La competencia, con una buena estrategia, puede pasar a ser el aliado un aliado y juntos alcanzar un éxito común. Además, existen multitud de marcas que con una original colaboración puede causar impacto en nuevos y potenciales clientes a través de crear valor añadido a nuestros productos y servicios.

– Presencia: Si su marca no se plasma socialmente es como si no existiese, por tanto es necesario darse a conocer para atraer clientes. Además, este apartado nos llevará más lejos, incluso a aportar experiencias al cliente que se valorarán a largo plazo y acabarán con una amplica involucración del cliente con la marca.

Vía: Marketing Directo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *