Estas son las emociones que han acompañado a los españoles a medida que evolucionaba la crisis del coronavirus

Desde los inicios de la crisis del coronavirus a principios de año hasta el momento actual de la desescalada en el que nos encontramos, las emociones de los españoles han evolucionado. A continuación, conocemos cuáles han sido las emociones que han liderado en cada etapa de esta pandemia de la mano del Monitor de Emociones, un proyecto de escucha social elaborado por Publicis Media. Se trata de un análisis de más de 40 millones de menciones desde el 1 de enero y que interpreta emocionalmente la conversación en el entorno digital.

El informe parte de una escala de emociones que aborda las siguientes categorías: Esperanza, Alegría, Miedo, Enfado, Tristeza y Desprecio, y se torna fundamental para las marcas, que tienen por delante el reto de conectar con el nuevo consumidor y sus necesidades actuales.

En primer lugar, desde Publicis Media recogen que, desde el inicio del estado de alarma, se han producido una media de 650.000 comentarios al día, llegando a alcanzar los 1,5 millones en una sola jornada, frente al total de más de 4,2 millones de menciones que logró la temática feminista en 2019, una de las conversaciones más notorias de el pasado año.

La desescalada ha acaparado el interés de los españoles desde que arrancó mayo. Estos días, se ha intensificado el tono positivo de los comentarios asociados al ocio previsto, y destacan la alegría y la esperanza ante esta nueva etapa.

Los hashtags que han acompañado las conversaciones a lo largo de la crisis también son reveladores. En el mes de febrero, #China acaparó las conversaciones hasta que los casos aumentaron en España, cuando tomaron fuerza los hashtags #España y #Últimahora#YoMeQuedoEnCasa #EsteVirusLoParamosUnidos se convirtieron en protagonistas desde la declaración del estado de alarma hasta que, tras siete semanas de confinamiento, sus apariciones han ido disminuyendo. Durante esta época, se han incorporado nuevos hashtags como #Nihéroesnimártires o #MareaBlanca.



Según el Monitor de Emociones de Publicis Media, la esperanza ha sido la emoción más relevante desde el inicio del estado de alarma, por encima del miedo inicial y gracias a conceptos como la solidaridad. Esta emoción lideró la primera semana de abril, abarcando el 45% de la conversación en las redes sociales. Su presencia comenzó a descender hasta que volvió a resurgir con el inicio de la desescalada.

El miedo ha perdido fuerza pero se ha mantenido durante toda la crisis. Eso sí, las razones para este miedo han evolucionado. Al principio, la causa era la amenaza de la enfermedad y los posibles contagios, y en las dos últimas semanas está provocado por la incertidumbre ante las consecuencias económicas y políticas. En esta última etapa, la tristeza acompaña al miedo, impulsada por los fallecidos por la pandemia, la crisis económica y la precariedad del sistema sanitario. A ellas se une también el enfado de los ciudadanos con el Gobierno, con sus iguales por la irresponsabilidad en cuanto a las normas establecidas y, de nuevo, ante la situación de los sanitarios.

La alegría también se ha mantenido estable a lo largo de los últimos meses, impulsada al inicio por los consejos para vivir el confinamiento o las medidas de prevención compartidas. Ahora, la posibilidad de volver a recuperar poco a poco la normalidad y salir de casa ha sido el motivo principal de esta emoción.

Por otro lado, el informe refleja que el desprecio surge de conversaciones en torno a la política y la gestión que el Gobierno está haciendo de la crisis.

Teniendo en cuenta este análisis ofrecido por el Monitor de Emociones, las marcas pueden extraer concusiones como la necesidad de comunicar, aprovechando los canales y las oportunidades que han surgido para conectar con los consumidores y permaneciendo siempre atentas a la evolución de sus conversaciones.

Desde Publicis Media destacan también la importancia de tener en cuenta el conflicto entre necesidades, emociones y comportamientos que en estos momentos tienen las personas, marcados por el contraste y la polarización. En este contexto en el que sufrimiento, humor y compromiso conviven, triunfarán las iniciativas socialmente comprometidas que fomenten la esperanza.

En un momento de contraste, confusión e incertidumbre ante lo que está por venir, Publicis Media recomienda el análisis de los conceptos que impulsan cada emoción, como la ambigüedad de la «nueva normalidad», y señala como claves para adaptar la comunicación a cada fase «saber lo que sienten las personas, por qué lo sienten y cómo lo traducen«.

Vía: Marketing Directo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *