Las claves de Jeff Bezos para dirigir un negocio: pensar en los próximos 3 años y diferenciar las decisiones irreversibles de las que se pueden cambiar

Jeff Bezos se ha convertido gracias a Amazon en el hombre más rico del planeta —su patrimonio supera los 153.000 millones de euros (182.000 millones de dólares), según Bloomberg—, liderando una compañía que domina el negocio del comercio electrónico y los servicios en la nube (con Amazon Web Services), así como está entrando en el sector del contenido audiovisual con Prime.

En su último libro Crea y Divaga. Vida y reflexiones de Jeff Bezos refleja algunas de las claves que utiliza para dirigir la compañía, entre ellas pensar en un periodo largo, de tres años vista, y diferenciar en la toma de decisiones entre aquellas irreversibles y las que se pueden deshacer para volver a intentar.

«Ninguna de las personas que me reportan deben estar centradas en el trimestre actual, sino que trabajan y viven en el futuro», asegura Bezos en su libro, según un extracto publicado por Fast Company. Esta estrategia —que el fundador de Amazon advierte que solo sirve para el momento actual de la compañía, no cuando era una startup—, les permite tener una estrategia siempre a largo plazo.

«Ahora mismo, estoy trabajando en un trimestre que probablemente será en 2023, y eso es lo que debes hacer. Tienes que pensar en dos o tres años por delante», opina Bezos, que vincula esa previsión de futuro con la toma de decisiones: para él es mejor tomar pocas cada día, pero bien meditadas: «tres buenas decisiones al día es suficiente, y deben ser de tan alta calidad como sea posible», agrega.



Dos tipos de decisiones, dos maneras de tomarlas

El fundador de Amazon considera que hay dos tipos de decisiones a tomar en una compañía: las decisiones irreversibles y de graves consecuencias, las que denomina «puertas de una sola dirección», y aquellas en las que se puede dar marcha atrás. Cada una de ellas debe llevar un proceso diferente.

En el caso de las primeras, tienen que tomarse «de forma lenta y cuidadosa». «Muchas veces me encuentro en Amazon actuando como ‘director ejecutivo de ralentización’: ‘Quiero ver esa decisión analizada de otras diecisiete formas diferentes, porque tiene graves consecuencias y es irreversible», revela Bezos.

No obstante, para el director ejecutivo de Amazon estas decisiones no son mayoritarias, sino que las más habituales son las que son «puertas de doble dirección», y un error grave es decidir sobre ellas de la misma forma que con las irreversibles.

«En muchas grandes organizaciones acaban utilizando el proceso más fuerte, destinado solo para las decisiones irreversibles, para todas. Y eso es un desastre. Cuando hay que tomar una decisión, es necesario preguntarse: ‘¿es una puerta de una o de dos direcciones?’ Si es de dos, toma la decisión con un grupo pequeño o con una sola persona que tenga buen juicio. Toma la decisión. Si es errónea, es errónea. Puede cambiarla. Pero si es una puerta de una sola dirección, analízala con cuidado», explica Bezos.

Otro de los elementos clave en el proceso de toma de decisiones de Amazon es escalar rápidamente el proceso de elegir, de manera que sus empleados se vean forzados a pactar en los desacuerdos y las decisiones lleguen rápidamente a los más experimentados de la compañía.

Dormir ocho horas y tener las reuniones clave antes de comer, claves para Bezos

Descansar adecuadamente es otra de las prioridades del fundador de Amazon, que intenta acostarse pronto, dormir ocho horas y levantarse temprano, desayunar con sus hijos y poner sus primeras reuniones del día no antes de las 10 de la mañana.

Esas reuniones importantes deben ser siempre antes de comer. «Me gusta tener las reuniones más exigentes antes de la comida. Cualquier cosa que vaya a ser mentalmente exigente tiene que ser a las 10, porque a partir de las 5 de la tarde no puedo pensar más y prefiero llevarlo a las 10 de la mañana del día siguiente», relata en su libro.

Contar con ocho horas de sueño es otro elemento importante para Bezos, que considera que con ellas puede estar más tiempo concentrado. «A veces conseguir dormir ocho horas es imposible, pero estoy muy centrado en ello y necesito esas ocho horas. Pienso mejor, tengo más energía y mi estado de ánimo es mejor«, afirma Jeff Bezos.

Miguel Ángel Moreno Ramos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *