Publicidad nuestra que estás en el infierno: ¿dónde son más molestos los anuncios?

A la hora de escoger los canales en cuyos brazos desean refugiarse los anunciantes no pueden permitirse el lujo de quitar al ojo a los cambios eternamente mutables en el consumo de medios pero tampoco a la forma en que es percibida la publicidad en los múltiples soportes a su disposición. ¿En qué canales deben entonces clavar la pupila las marcas? ¿Dónde resultan los anuncios particularmente irritantes a ojos del consumidor?

Según un reciente estudio llevado a cabo en Alemania por Offeristaen términos de accesibilidad los canales que ofrecen un mejor rendimiento a los anunciantes son la televisión (35,8%), los folletos impresos (29,6%) y la radio (27.2%). Disfrutan, en cambio, de un alcance mucho más limitado la publicidad exterior (7,5%) y las revistas (6,2%).

La mejor accesibilidad de ciertos soportes de publicitarios no se traduce necesariamente, no obstante, en una percepción más positiva de los anuncios que allí se abren paso. No en vano, el 70% de los consumidores tilda de molesta la publicidad en televisión. Sacan también particularmente de sus casillas al consumidor los anuncios en el ordenador (64,5%) y en el móvil (57,9%).

Por otra parte, los canales publicitarios más informativos son desde el punto de vista del consumidor los folletos impresos (46,9%), los diarios (42,8%) y las revistas (36,4%). A la cola atendiendo a su naturaleza informativa están, en cambio, la publicidad en televisión (18,5%) y los anuncios que se abren paso en los ordenadores (17,7%).



En lo que la credibilidad se refiere, salen en realidad mal parados casi todos los soportes, si bien los mejores posicionados son los diarios (8,1%) y los peores los ordenadores (2,5%).

La publicidad en televisión es la que más saca de sus casillas al consumidor

A la hora de espolear las ventas los canales más eficaces son los folletos impresos (20,5%) seguidos de los smartphones (12,4%), mientras que las radio ostenta el título de «farolillo rojo» (4,3%). Así y todo, las diferencias son más que ostensibles en los distintos grupos de edad. Solo el 6% de los consumidores mayores de 55 años considera que la publicidad móvil da fuelle efectivamente a las ventas, mientras que entre los jóvenes de entre 25 y 34 años la proporción escala hasta el 25%.

Desde el punto de vista del alcance, los smartphones y los tablets son a bote pronto la mejor elección para los anunciantes. Al fin y al cabo, el 84% de los consumidores hace uso de algún dispositivo móvil varias veces a la semana. Siguen a los smartphones y los tablets en cuanto a alcance la televisión (70%) y la radio (58%). En la parte inferior de la tabla están, por el contrario, los folletos impresos (20%) y las revistas (8%).

Si nos detenemos en el género del consumidor, parece que las hombres hacen mayor uso de los medios que las mujeres. Sin embargo, las féminas son más fáciles de alcanzar con los anuncios que el sexo opuesto, ya que los perciben en términos generales como menos molestos.

La edad es también un factor en absoluto baladí a la hora de decantarse por uno u otro soporte publicitario. La televisión (82%) adelanta a los dispositivos móviles (81%), la radio (69%) y los ordenadores entre los mayores de 55 años, mientras que los jóvenes de entre 25 y 34 años están particularmente apegados a los smartphones y los tablets (86%) y prodigan muchos menos mimos a la televisión (49%), la radio (49%) y los ordenadores (36%).

De todos modos, una cosa es el tiempo que el consumidor invierte en determinados soportes y otra muy distinta el tiempo que dispensa a la publicidad que se abre paso en tales canales. En este respecto parece en todo caso que los medios digitales vencen de manera absolutamente incontestable a los medios impresos. De hecho, casi una tercera parte de los consumidores ni siquiera se digna a fijar su atención en la publicidad en la radio y en las revistas.

Vía: Marketing Directo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *