Si no lo veo, no lo creo: por qué el storytelling visual sigue siendo crucial en marketing y publicidad

Muchas son las piezas de sabiduría popular que hablan del poder de la imagen a la hora de crear ideas y de asentar percepciones. Así está, por ejemplo, esa máxima que dice que «si no lo creo, no lo veo». La persona en cuestión solo se creerá aquellas cosas que haya tenido delante de los ojos, aquello de lo que haya recibido una cierta prueba testimonial.

Y, por supuesto, no se trata solo de que nos creamos aquellas cosas que hayamos visto de un modo más o menos incuestionable, sino también que las imágenes son muy poderosas a la hora asentar percepciones y de crear conexiones. Es, por ejemplo, lo de que las cosas entran por los ojos. Una imagen atractiva y una representación visual muy positiva harán que las cosas nos parezcan mucho mejor y, sobre todo, que las queramos.

Por todo ello, las imágenes son muy importantes a la hora de crear imagen de marca y como piezas de base del marketing y de la publicidad. Son las imágenes las que venden los productos, las que transmiten los valores de la marca o las que ayudan a posicionarlos ante el consumidor. Además, son también las que hacen que confiemos en lo que nos están transmitiendo o que rechacemos el mensaje de la marca.

Los estudios demuestran que las imágenes son cruciales a la hora de generar confianza, un punto muy importante en este momento. Lograr conexiones profundas con el consumidor es determinante para sobrevivir en el mercado y la confianza es uno de los elementos que más cuesta conseguir en la dinámica cliente-empresa.

Los consumidores se fían cada vez menos de prácticamente todo y la desconfianza generalizada tiene un impacto negativo en la posición que ocupan las marcas.

Las compañías deben trabajar para posicionarse como seguras, firmes y positivas, algo en lo que puedes confiar. Para ello, como acaba de demostrar un estudio de Getty Images que parte de una muestra del mercado APAC, las imágenes son decisivas. Las compañías deben hacer un trabajo cuidado de storytelling visual.



Cómo deben ser las imágenes y qué deben transmitir

Esto implica, por ejemplo, ser mucho más diversos en las imágenes que se usan en las campañas, para hacer que sean más cercanas a cómo son de verdad los consumidores.

Un 88% de los encuestados asegura que poner imágenes diversas no es suficiente por sí solo. Esto es, no solo los protagonistas de las imágenes deben ser diversos, también deben serlo los estilos de vida o las culturas que representan.

También supone aumentar la transparencia en las imágenes. De hecho, el estudio concluye que cuatro factores están marcando las decisiones de compra de los consumidores: son la sostenibilidad, el bienestar, la tecnología y que las cosas sean reales. Eso se debe tener en cuenta cuando se crean las imágenes con las que la marca intenta llegar al consumidor.

Las imágenes necesitan contar historias, que estas sean cercanas al consumidor y que este vea reflejado el mundo – diverso – en el que se mueve en ellas.

Las compañías deben ser capaces, por tanto, de romper con los clichés y con los estereotipos y olvidarse de reciclar campañas e imágenes en un mercado tras otro y año tras año. Deben comprender la importancia del storytelling visual y cuidar qué y cómo lo venden.

Vía: Puro Marketing

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *