La CNMV busca por 90.000 euros un servicio que monitorice las redes para identificar de forma temprana sus posibles crisis de reputación

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha licitado un servicio con el que pretende monitorizar la actividad en redes sociales para prevenir crisis de reputación. El ente regulador busca una plataforma que detecte comentarios negativos y medir así su reputación digital. Está dispuesta a pagar 90.000 euros por un contrato de tres años.

Así lo revela La Información en un artículo publicado este lunes y que ha accedido a los pliegos del contrato, ya disponibles en la Plataforma de Contratación Pública. La CNMV da este paso después de que una circular hace unas semanas abriese el camino para regular las comunicaciones publicitarias sobre criptoactivos, unas campañas que se dan con más intensidad en las plataformas digitales.

Este tipo de servicios son propios de grandes compañías. Las firmas usan las redes sociales para acercarse a sus audiencias y a sus potenciales consumidores. Sin embargo, algunos comentarios negativos sobre las marcas pueden repercutir sobre ellas de forma intensa, llegando a crear auténticas crisis.

El propósito de la CNMV es anticiparse a estas potenciales crisis de reputación cuando les puedan afectar, y para ello buscan un servicio que controle y monitorice las redes sociales y dé avisos sobre esos posibles riesgos con un margen de apenas dos horas desde que se emitan los primeros mensajes negativos. 120 minutos. Prácticamente, en tiempo real.



Este servicio de vigilancia, además, requiere que esta vigilancia de los mensajes en línea sea ininterrumpida, 24 horas al día, 7 días a la semana. 

Los pliegos que cita La Información pormenorizan que este servicio seguirán «plataformas digitales, medios digitales y redes sociales» para «alertar en tiempo real de menciones relacionadas con la CNMV y su ámbito de actuación, así como de las tendencias, conversaciones, hashtags o publicaciones en las que no se mencione expresamente a la institución pero puedan ser de su interés».

«Estas alertas con las menciones a la CNMV consistirán en avisos por correo electrónico a la lista de distribución que indique la Dirección de Comunicación de la CNMV». Dirección de Comunicación que será, en última instancia, la receptora de estas alertas con el objetivo de poder tomar las medidas adecuadas y atajar posibles crisis de reputación que sufra el organismo público.

El servicio que acabe contratándose enviará, al margen de estas alertas, informes trimestrales a la misma Dirección de Comunicación de la CNMV. El trabajo también requerirá la confección de métricas y la identificación de líderes de opinión e influencers relacionados con los temas que podrían ser de interés para la Comisión.

Con la licitación, la CNMV espera contar a lo largo de este año con este nuevo servicio que se construirá sobre una plataforma web externa que almacene toda esa información, exportable para elaborar los informes que requerirá la Dirección de Comunicación del regulador.

Entre las plataformas que se monitorizarán se encuentran Twitter, LinkedIn, Facebook, Instagram, medios escritos, y plataformas como YouTube o Twitch, Spotify, iVoox, blogs y foros.

Alberto R. Aguiar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.