¿ Qué es la analítica web?

Si estás leyendo este post es porque tienes claro lo importante que es la analítica web…

…pero la realidad es que, cuando te enfrentas a las gráficas de Google Analytics, te quedas igual que ante un cuadro de arte contemporáneo.

Solo ves un galimatías incomprensible en el que no entiendes nada.

Y es que no sabes:

  • En qué datos tienes que fijarte.
  • Cómo interpretarlos.
  • Qué herramientas utilizar.

Es normal perderse si no tienes una guía.

Por eso con este post queremos darte un poco de claridad: te vamos a explicar el proceso paso a paso para analizar los datos de tu web y extraer conclusiones.

Además, también te recomendaremos algunas de nuestras herramientas favoritas para extraer esos datos.

Estamos seguros de que cuando termines de leerlo no habrá gráfica que se te resista. 😉

¡Allá vamos!



✅ Qué es la analítica web y por qué es fundamental para cualquier proyecto online

La analítica web es un proceso que te permite controlar cómo evoluciona la estrategia online de tu negocio.

El problema es que, para muchas personas, eso es sinónimo de entrar en Google Analytics, comprobar que las visitas hayan subido y cerrar la pantalla hasta dentro de un mes.

Y nada más lejos de la realidad.

Analizar los resultados de un proyecto online es una labor mucho más profunda, que implica:

  • Recabar datos.
  • Interpretarlos.
  • Sacar conclusiones.
  • Y aplicar cambios para optimizar tu estrategia online.

Todo ello con el objetivo de acercarnos a los resultados que buscamos y conseguir que nuestra estrategia sea cada vez más rentable.

Esto hay que tenerlo siempre en mente para no perdernos en el proceso. Proceso que ahora te vamos a explicar más en detalle.

✅ Los 3 pasos para analizar los resultados de la web de tu negocio

Para simplificar la explicación, hemos dividido este proceso en 3 partes:

  • Definir los objetivos de la estrategia.
  • Recabar datos y analizarlos.
  • Aplicar mejoras.

Vamos a verlos todos.

👉 1. Define los objetivos de tu estrategia

No se trata de acumular información “sin ton ni son”.

Lo primero que debes tener claro es qué quieres conseguir con tu estrategia online. O dicho de otra forma: cuál es tu objetivo actual.

Por ejemplo, quizás te has propuesto:

  • Aumentar el tráfico cualificado de tu web.
  • Captar más leads.
  • Reducir la tasa de rebote.
  • Aumentar la tasa de conversión de visita a cliente.

Dependiendo del objetivo que te hayas marcado, tendrás que medir unos datos u otros.

Esto lo vas a ver más claro con un ejemplo.

Imagina que has lanzado una estrategia de contenidos a través de tu blog con el objetivo de atraer más tráfico cualificado.

Entonces debes controlar:

  • Las palabras clave informativas que tienes posicionadas en Google: para saber qué contenidos están dando resultados (si no sabes a qué nos referimos con «palabras clave informativas», aquí te lo explicamos).
  • El tráfico que estás atrayendo con cada contenido: y ver qué temas tienen más éxito.
  • El tiempo de permanencia: si la mayoría de los usuarios entra en la página y sale apenas unos segundos después, significa que los posts no están captando su interés.
  • Páginas por sesión: esto te indica si los usuarios siguen leyendo otros contenidos cuando terminan el post por el que habían entrado a tu web.

Esto es solo un ejemplo, pero como te decimos, los datos a analizar variarán según el objetivo de tu estrategia.

👉 2. Recaba datos de tu web y analízalos

Ya tienes claros tus objetivos y los indicadores que te permitirán controlar si te estás acercando a ellos.

Ahora toca:

  • Recabar datos: esto se hace con herramientas específicas de analítica web (luego las vemos en detalle).
  • Analizar esos datos: para así sacar conclusiones.

De nuevo, te ponemos un ejemplo.

Imagina que tu objetivo era captar un 20 % más de leads a través del blog a lo largo del próximo semestre.

Pero al cabo de 3 meses todavía estás muy lejos de esa meta.

Eso puede deberse a que:

  • Tienes muy pocos posts posicionados en la 1ª página de Google.
  • La tasa de rebote (visitas que entran y se van enseguida) es muy elevada.
  • Muy pocos usuarios se descargan tu lead magnet.

Podría ser cualquiera de estas circunstancias (o una mezcla de todas ellas), eso tienes que averiguarlo revisando los datos.

Una vez tengas claro qué está fallando en tu estrategia, pasamos al siguiente punto.

👉 3. Optimiza tu estrategia y vuelve a empezar

De acuerdo, has visto que tu estrategia no funciona.

¿Y ahora qué?

Pues el siguiente paso dependerá de lo que veas que está fallando.

Siguiendo con el ejemplo anterior, mencionamos tres posibles problemas:

  1. Si tienes pocos posts posicionados: comprueba que estás aplicando todas las reglas de la redacción SEO en tus posts, y si estás atacando keywords demasiado competidas.
  2. Si es la tasa de rebote: revisa que la experiencia de usuario es buena y que los contenidos que tratas en tus posts son interesantes para el usuario.
  3. Si tu lead magnet tiene pocas descargas: prueba con otros lead magnets para ver cuáles funcionan mejor. Optimiza la CTA (el texto del botón de descarga) para que sea más atractivo y le deje claro al usuario qué va a conseguir si se descarga el lead magnet.

Pero pongámonos en un escenario más optimista: ¿qué pasa si te ha ido bien y has alcanzado el objetivo que te habías propuesto? 

Pues entonces no te quedes ahí.

Márcate objetivos más ambiciosos para seguir mejorando y vuelve a empezar el proceso.

✅ 4 herramientas de analítica web para controlar la evolución de tu estrategia

Ya tienes claro cómo es el proceso para hacer la analítica de tu web.

Pero sin herramientas que te faciliten esos datos no puedes poner en marcha el proceso.

Así que ahora te vamos a dar nuestras favoritas.

👉 1. Google Analytics

La herramienta de analítica web por excelencia.

Además de ser totalmente gratuita, te ofrece infinidad de datos para que puedas analizar la evolución de tu web.

Algunos son:

  • Volumen de visitas.
  • Páginas por sesión.
  • Tiempo de permanencia.
  • Datos demográficos de tus visitantes.
  • Canales desde los que llegan a tu web (directo, SEO, redes sociales).
  • Y un largo etcétera.

Es una opción muy interesante para cualquier proyecto. Pero ojo, porque hay ciertos aspectos en los que «cojea» un poco.

Por ejemplo, por motivos de privacidad Analytics no te dice qué términos han buscado en Google los usuarios que han llegado a tu web.

O dicho de otro modo: no puedes saber por qué palabras clave estás posicionado.

Por eso es casi fundamental combinarla con otra herramienta de Google (también gratuita).

Además, con las leyes sobre cookies, los datos que recibe Google Analytics son muy reducidos en comparación con todas las visitas reales que recibe la web, porque sólo verá los datos de las personas que aceptan las cookies de tu sitio.

Por tanto, es una herramienta que se ha vuelto bastante limitada.

👉 2. Google Search Console

Con Google Search Console sí puedes saber qué keywords te están trayendo tráfico.

En concreto, la herramienta te dice:

  • Qué palabras clave tienes posicionadas.
  • En qué posición de los resultados de búsqueda aparecen (para llegar a la primera página de resultados tienes que estar entre la posición 1 y 10).
  • El CTR por cada URL (para saber si los titles y las meta descriptions están funcionando).

Además, te da muchísima información útil para mejorar aspectos fundamentales del SEO de tu web, como la indexación o la experiencia de usuario.

Google Search Console no está limitada por las cookies al ser datos del propio Google, por lo que tiene mucha ventaja sobre otras herramientas que se instalan en la web y que, por tanto, sí están limitadas.

NOTA: Para conocer más en profundidad esta herramienta, aquí tienes un tutorial completo.

👉 3. Semrush

Semrush es una de las herramientas más potentes para analizar tu estrategia online. De hecho, es la que nosotros utilizamos a diario para medir la evolución de los proyectos de nuestros clientes.

Con ella puedes controlar muchísimos aspectos de tu estrategia online, incluyendo:

  • Cómo están posicionando cada una de tus palabras clave (y si suben o bajan posiciones).
  • Analizar el estado del SEO On Page de tu web.
  • Hacer una keyword research.
  • Averiguar quiénes son tus principales competidores y qué palabras clave están atacando.

Semrush tampoco está limitada por las cookies al extraer datos públicos de Google, por lo que también tiene mucha ventaja sobre otras herramientas que se instalan en la web y que, por tanto, sí están limitadas.

Es una herramienta de pago, pero Semrush te ofrece un periodo de prueba gratuito.

>> Haz clic aquí para acceder a 7 días de prueba gratis con Semrush. <<

Cuando te registres, te aconsejamos que pruebes la herramienta siguiendo este tutorial que escribimos sobre sus principales funcionalidades.

👉 4. Mapa de calor

Con un mapa de calor puedes averiguar cómo se comportan las visitas cuándo navegan por una página.

En concreto, estas herramientas registran:

  • Hasta dónde hacen scroll en la página tus visitas.
  • En qué elementos hacen clic.
  • Incluso los movimientos que hacen con el ratón (esto te indica qué elementos de la página llaman más la atención del usuario).

Estos datos te dan muchísima información para mejorar la experiencia de usuario en la web.

En este post te explicamos en detalle cómo sacar el máximo provecho a los mapas de calor.

Estas herramientas se instalan en la web, por lo que están limitadas por las leyes de cookies.

✅ Ya sabes cómo aplicar la analítica web en tu negocio para maximizar los resultados de tu estrategia

Con todo lo que te hemos explicado ya tienes mucha información para empezar a medir los resultados de tu web y aplicar mejoras.

Pero ojo, que hemos dicho «empezar».

Y es que la analítica web es un proceso muy complejo que solo se puede dominar a base de práctica y tiempo.

Así que ahora tienes dos opciones:

  1. Ponerte a aplicar todo lo que te hemos contado en este post y convertirte en un experto de la analítica web.
  2. Quitarte de complicaciones y dejar esto en manos de especialistas.

Fran de Vicente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.