¿Debería diseñar para los demás o diseñar pensando en lo que para usted es importante?

Cuando creamos algo (un emprendimiento, un producto o un nuevo proyecto) pensando solamente en lo que a la gente le puede gustar o en algo “que sea negocio”, corremos el riesgo de desconectarnos y salir con algo estándar, más de lo mismo.

Los procesos de creación son íntimos y personales

Procesos que llevan implícitos nuestra filosofía, principios, creencias y valores. Y cuando se crea desde adentro y no desde afuera, terminamos atrayendo a aquellos para quienes eso es importante.



Nos volvemos relevantes para un grupo de personas que no se sienten identificadas con los enfoques genéricos de otros y que quieren hacer parte de algo más grande. Puede que no sean cientos de miles, pero serán una legión de apasionados defensores de la causa, y eso, es mucho más valioso.

Cree para usted y atraerá a los demás

El premio por ser diferente es ser relevante para alguien. Los negocios exitosos no son aquellos que quieren ser todo para todo el mundo, sino aquellos que se vuelven indispensables para algunos.

David Gómez

Share this content: